Mi pequeña historia

Enric Pou Nace un 21 de Enero de 1987 en Barcelona, creativo, emprendedor y deportista por afición. Jugó a baloncesto llegando a la selección catalana hasta los 16 años, donde se lesionó y lo apartó de este deporte para siempre.

 

A los 22 años con un empleo estable en una empresa de distribución farmacéutica y en los inicios de lo que vendría a ser una de las crisis económicas más importantes del país, decide dejar su trabajo y emprender en el sector digital iniciando un proyecto de una app móvil que le lleva 1 año y medio de su vida, acumuló experiencia pero el producto no llega al mercado.

 

Con 24 años arranca Smash Tech, una empresa que organiza eventos sobre nuevas tecnologías, con el objetivo de formar, dar a conocer nuevos productos y crear nuevas conexiones en el tejido empresarial local llegando a 5 ciudades españolas en más de 50 ediciones donde participan empresas como Google, Blackberry, Microsoft, Intel, Movistar, Ubisoft entre muchos otros.

 

Nunca abandonó su pasión por el deporte y lo seguía practicando con regularidad. Enric siempre ha compartido que el deporte es el mejor método para entrenar la constancia, alcanzar metas y comprender la rutina, trasladó este concepto en una nueva empresa fundada en 2014, N+EX (nomorexcuses.co). Una filosofía para afrontar objetivos y llegar al éxito. Siguiendo esta ideología en 2015 logró llegar de Barcelona a Roma, en bici de carretera durante 8 días, superando 200 km diarios y el 24 de septiembre de 2016 lograr un IRONMAN una de las pruebas más duras del mundo.

 

A inicios de 2015, fundo la agencia creativa, OnlyTheJuice donde se realizan campañas de marketing online creativas para marcas atrevidas con ganas de aprovechar las ventanas del canal online.

 

En 21 de abril de 2017 intento realizar Madrid-Barcelona en bici de carretera sin parar, más de 600 kilómetros sin detenerse, pero tubo que abandonar cuando faltaban 250 km, ya no podía continuar con el reto . En poco menos de un mes participa en la Maratón más dura del mundo, la Conquer The Wall Marathon en China, la prueba más dura que a afrontado, más de 3000 escalones con desniveles de vértigo, casi 10 horas de carrera a 40 grados de temperatura.

 

Actualmente gestiona sus dos empresas, pero invierte gran parte de su tiempo en compartir sus retos, para mostrar a sus seguidores el poder del ser humano cuando no tiene excusas y un objetivo a superar.