Una de las maneras de llegar a una meta es ponerse objetivos semanales, y el domingo hacer una lista para ver qué cosas han ido como queríamos y que cosas no. Esta es la mejor manera de ir mejorando poco a poco para llegar al objetivo final que parecía que se encontraba muy lejos. Venga hacer ese checklist y a darle caña 🙂