Nada mejor que un buen desayuno cargado de energía para empezar el día, pero más importante que eso o igual es descansar las horas suficientes para poder enfrentar el día sin quedarnos sin batería. Esta semana uno de los errores que estoy cometiendo es el descanso, y evidentemente me repercute en los entrenos, esto va a ser el foco de atención para la semana que viene cambiaré un poco mis horarios para poder descansar más y poder rendir mejor 🙂