Esta tenía que ser una de las disciplinas que más amena tenía que ser de todo el Ironman Mallorca pero no fue así. El tiempo cada vez era más corto y tuve que enfrentarme con el mal tiempo en el momento donde tocaba bajar a maxima velocidad para recuperar el tiempo perdido en la subida.