He probado unos patines en línea para regresar de la oficina a casa y la experiencia ha sido enriquecedora pero creo que no se volverà a repetir. Patinar por barcelona es una maravilla y una forma diferente de ver la ciudad y voy a repetir pero de forma recreativa, no como transporte, las pendientes y el asfalto que hay para llegar a mi casa son minas antipersonas XD