La primera semana de dieta es la más dura, quizá las dos primeras para mi son las que más sacrificio requieren y tienes que ser consciente de las pautas a seguir. Esta primera semana el cuerpo ya me ha empezado a hacer jugarretas, cada vez que veo un alimento prohibido la cabeza se vuelve loca. Esta muy claro que comer cada 3 horas ayuda, pero pese a quien le pese hay que hacer un esfuerzo para poder lograr pasar esas primeras semanas, y antes de empezar tenemos que concienciarnos de ello.

 

Ahora toca pasar la segunda semana, será dura pero se que en 2 o 3 semanas más mi peso ya reflejará este esfuerzo, y poco  a poco el tono muscular también se pronunciara :). Todo se basa en conocer bien los alimentos, comer periódicamente y una gran dosis de esfuerzo.